• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • RSS Feed

domingo, 30 de junio de 2013

Doy Sombra a Menudo.

2 comentarios:
 
En algún momento cuando Danilo Lavigne estaba presentando su trabajo documental "Doy Sombra a Menudo" supo comunicarse mediante mails que le había enviado,  a lo que el mismo gentilmente respondió, que podría enviarme una copia de su documental. Podía ver la calidad de fotografía que había en el trailer del documental y me emocionaba al ver los testimonios como también escuchar y sentir la música que se encadena para terminar en un chamamé lleno de imágenes y palabras en su alusión. La gente de Federal siente al chamamé como propio, un patrimonio que se cuida y se lo embellece en notas y melodías del litoral, que se absorben de los sonidos de la selva montielera o del campo y su silencio e inmensidad. Espinillos y cuchillas entrerrianas que inspiran a escuchar las voces de los que habitan en ella y vuelan a su alrededor.
Me sorprendió la noticia que Danilo había dejado esta tierra en abril de 2012, porque buscando nuevamente ver ese pequeño trailer en youtube, descubrí esta noticia. Danilo luchaba contra una enfermedad durante mucho tiempo, pero dejó en este mundo trabajos como este que aquí se presenta por la gentileza desinteresada y tan amena de su hija Yvonne, a la que no tengo más que decir que tanto aprecio su disposición, ya que el espíritu del maestro Tarragó Ros, me hace descubrir personas que son un lujo. Una diferencia que se marca en nuestro suelo entre las personas que aman la tradición y las simples cosas que se atesoran con orgullo como propias y se muestran de la misma manera.



Biografía de Danilo Lavigne publicada por Diario Junio.Com


Lavigne nació en Concordia el 19 de enero de 1963, estudió fotografía con Andy Goldstein, y sus maestros en el cine fueron Eduardo Leiva Muller, Rodolfo Hermida, Ricardo Artesi y Miguel Pérez.
Comenzó a filmar en Super 8, tiene un largo currículum de documentales y cortos, y quizás su obra más conocida en Concordia sea el documental sobre el paso de Antoine de Saint Exúpery por el castillo de San Carlos, “Oasis”, basado en el relato Tierra de Hombres del escritor francés.


Danilo era un apasionado de la imagen, de la necesidad de capturar determinados momentos de la vida y convertirlos en historia ; con alrededor de 20 años, la cámara fotográfica era casi una extensión de su persona ; nunca dejó dudas acerca de cuál sería su profesión y difícilmente existan personas de su intimidad que no cuenten con una foto suya.
Estudio fotografía con Andy Goldstein y siguió con el cine, cuyos maestros fueron, Eduardo Leiva Muller, Rodolfo Hermida, Ricardo Artesi y Miguel Pérez.
Aunque vivía en Buenos Aires (Capital) nunca se terminó de separar de Concordia. Iba y venía, eran como sus dos principales lugares en el mundo.
Esta región era su musa inspiradora. Uno de sus últimos trabajos conocidos fue el documental realizado en la vecina ciudad de Federal, “Doy sombra a menudo” sobre el Festival Nacional del Chamamé.





"Doy Sombra a Menudo" por Danilo Lavigne.






Nota de El Diario.com

Rodado a principios de febrero de 2009 durante el 35º Festival Nacional de Chamamé de Federal, “Doy sombra a menudo” es un documental del concordiense Danilo Lavigne. Aquí se retrata la magia, el misterio y la nostalgia que involucra la sonoridad del sapucay y los acordeones. 
La película incluye testimonios de grandes músicos como Raúl Barboza, Monchito Merlo y Changuito Medina, y artistas de la palabra como Roberto Romani y un variado despliegue de imágenes con agrupaciones chamameceras. 
De fotografía impecable, Lavigne trabajó con un equipo de filmación muy comprometido y un guión bien ajustado por el escritor y periodista Rubén Mira. 
Un documental de 80 minutos que trasciende la vivencia del Festival y se convierte en una referencia audiovisual indispensable acerca del chamamé como género. 
Este trabajo fue seleccionado por el Programa Identidad Entrerriana del gobierno de la provincia de Entre Ríos, y contó con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI). 


Fuente: El Diario.com 

Nota del blog.


Es probable que me quede corto en palabras, pero quiero dejar mi agradecimiento a Yvonne Lavigne por la gentileza que tuvo por responder mis mensajes, por compartir con todos el trabajo de su padre que al ver las imágenes impecables en medidas, puesta en escena, fotografía, sonido y siguiendo un guión de lujo rescató y plasmó el espíritu de la gente de Federal, Entre Ríos que tiene por orgullo su festival del norte entrerriano que se iniciara allá por 1976 en un baile donde el maestro Tarragó Ros, que amaba Entre Ríos, dejó marcado el camino para sentir el chamamé kiréi, el maceta y bailable con esos conjuntos y cordionistas del litoral que ofrecen su corazón para hacer bailar al litoral, al más mentado de los paisanos que hacen destrabar un sapukay. 
Yvonne aquí va a quedar vigente por siempre el trabajo de tu padre que dejó tanta belleza de imagen y testimonios que detallan el chamamé. Es una belleza de documental. Es un tesoro que debemos cuidar para mostrar lo que somos y el orgullo que da.

Para más datos de Danilo Lavigne visiten www.danilolavigne.blogspot.com y www.doysombraamenudo.blogspot.com.

Tarragoseando.






2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo dificil que puede tornarse a veces explicar las emociones que uno siente adentro. Esa misma, que a nuestros paisanos los invade hasta el instante mismo de largar un sapucay parece ser. Yo, muchas veces he querido largar, o expresar eso que siento y nunca me pudo salir como realmente quisiera que fuese. Y, hace muy poco, la suerte trajo hasta mi casa, un musico que sin querer, me dejo una enseñanza importante para mi. Me pidio que cerrara bien los ojos, que contenga mi corazon y que largue en un grito mis sentimientos. Y lo mas importante, que no me avergûence si suena mal porque es LA VOZ DE MI ALMA ...ahi nomas, le pegue un dentro a mi nostalgia, esperando que algun acorde tarragosero me haga vibrar ese algo que llevamos nosotros ahi adentro, y que vive esperando ser llamado para mostrar nuestra identidad chamamecera, LA VOZ que tiene nuestras ALMAS.-

Un apreton JUERTE a tu corazon, chamigo itè.-

Adrian Bonetti dijo...

Está excelente el trabajo... Una pintura de nuestro acervo. Lo único innecesario es ese comentario negativo acerca del chamame santiagueño. Los santiagueños son tan argentinos como cualquier litoraleño, y ellos, con una profunda raiz tarragosera, han ido delineando un estilo que es tan genuino como cualquier expresión argentina. Desde Luján, Bs As, un abrazo.

Entradas Antiguas

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff